Viaje a las cataratas del Iguazú – Parte 2 (Brasil)

En la primera parte de esta crónica contaba sobre la visita a las cataratas del lado argentino. Ahora es momento de hablar del lado brasileño.

Para llegar desde Puerto Iguazú hasta el lado brasileño basta dirigirse a la terminal (calle Córdoba y Misiones) y comprar el pasaje que sale $40. Hay dos empresas que van. Rio Uruguay tiene salidas desde las 8:30 hasta las 14:30, cada 1 hora. El regreso es desde las 10:00 hasta las 17:00, también cada 1 hora. La otra es Crucero del Norte que tiene algunos servicios menos. Mi consejo es que vayan lo más temprano posible. Nosotros salimos tarde y casi no agarramos el último servicio de regreso.

horarios colectivo cataratas brasil

El colectivo para en la aduana para que todos los pasajeros bajen a hacer el trámite migratorio que no lleva más de 5 minutos, y vuelven a subirse al mismo transporte. En total todo el viaje serán 20 a 25 minutos.

aduana argentina

En esta foto podemos ver el cruce del rio Iguazú, que separa Argentina de Brasil:

IMG_1109

El colectivo nos dejó en la entrada del parque brasileño.

IMG_1113

Justo el día que fuimos estaba lleno de brasileños porque era fin de semana largo en el vecino país por lo que la fila para comprar las entradas nos llevó, fácil, media hora.

IMG_1112

Luego, hay que tomar unos micros que hacen el traslado de la entrada hasta la zona misma de las cataratas. Esto demandó unos 40 minutos más. Aquí yo hice la fila y mi familia aprovechó para almorzar.

IMG_1115

Cabe mencionar que en este parque los precios para comer son más accesibles que del lado argentino y la entrada se puede pagar con tarjeta de crédito. También hay cajeros automáticos en la entrada del parque por si necesitan sacar dinero.

Finalmente, subimos al colectivo y nos trasladó hasta el inicio de la pasarela para empezar a visitar las cataratas.

Desde este lado se pueden ver las caídas de agua de frente, por lo que se tiene una vista mucho más panorámica aunque, claro, más lejos. No creo que haya un lado mejor que el otro, simplemente creo que las cataratas merecen ser visitadas desde ambos lados.

IMG_1142

IMG_1158

Al final de la pasarela hay una zona que se acerca bastante a la garganta del diablo pero había tanta gente haciendo fila para acceder al final que decidimos verlo desde lejos. Más adelante hay otra plataforma que se acerca mucho a la caida de agua y tiene unas vistas realmente increíbles. Aquí se puede ascender a niveles cada vez más altos y hasta tomar un ascensor para tener una vista imperdible.

IMG_1166

IMG_1178

IMG_1190

Toda la visita de este lado no lleva más de 2 horas. Cuando subimos por el ascensor fuimos al restaurante que está rio arriba, Puerto Canoas, el cual es con el sistema de buffette libre, como es común en Brasil. No recuerdo bien el precio exacto, pero era algo menos de 200 pesos por persona, mientras que en Puerto Iguazú, el buffette de nuestro hotel costaba $230.

Comimos muy bien, y tranquilos, ya que aprovechamos para relajarnos y descansar. Había un poco de todo: ensaladas, pastas, pescado (un dorado impresionante), carnes, pollo, feijoada, etc.

Nuestro plan inicial era ver las cataratas a la mañana e ir a almorzar a Foz do Iguaçu pero, lamentablemente, no dieron los tiempos. Cuando nos quisimos acordar, ya quedaba poco tiempo para llegar al último colectivo así que nos apuramos y nos fuimos. Por suerte esta vez hubo poca espera, llegamos y ya estaba el colectivo esperando para salir.

A nuestro regreso nos bajamos antes de la aduana argentina para visitar el Freeshop Puerto Iguazú. Hay de todo pero a precios carísimos si lo comparamos internacionalmente y aún teniendo en cuenta que no cobran retención del 35%. Compramos unos chocolates y salimos.

IMG_1199

IMG_1203

Para volver desde la aduana al centro hay que tomar el colectivo que dice “Santa Rosa”, que pasa por la “Fosa” (pregunten) que está ahí nomás saliendo de la aduana (van a ver el cartel que dice “Fosa”). Cobra $6 hasta la terminal, aunque luego sigue, no sé bien por donde.

Esa noche no salimos a cenar. Nos había sobrado pollo de la noche anterior que habíamos dejado en la heladera del frigobar, y no se me ocurrió mejor idea que calentarlo con el secador de pelo del baño y la verdad es que quedó muy bien!!

1 Trackback / Pingback

  1. Viaje a las cataratas del Iguazú – Parte 1 | De viaje a México

Dejá tu comentario: