Tacos al pastor hechos en casa

Tacos al pastor

Hace algunas semanas había visto en la página de Bien Tasty una receta para hacer tacos al pastor en casa. En esa receta se marinaba la carne de credo con achiote y otros condimentos, pero después se preparaban al horno.

Los verdaderos tacos al pastor se preparan en un artefacto que es como un trompo, similar al de los shawarma.

Tacos al pastor
Tacos al pastor en la taquería Los Güeros de Aguascalientes.

Luego se los suele servir con piña, cilantro y cebolla. Claro que también con salsa picante. Todo esto opcionalmente.

Tacos al pastor en Cuernavaca
Tacos al pastor en Cuernavaca

Como tenía ganas de comer tacos al pastor, y tenía todos los ingredientes, adquiridos en un Walmart en mi último viaje a México, decidimos probar la receta pero hacerlos en la parrilla, en forma horizontal.

Habíamos preparado la carne y la dejamos marinar desde el día anterior. Luego la ensartamos en una “espada” de las que se suelen usar para cocinar a la parrilla.

Tacos al pastor

Mientras tanto, íbamos encendiendo el fuego.

 

Encendiendo el fuego en la parrilla

Cuando el fuego estuvo listo, colocamos la carne en la parrilla.

Tacos al pastor en la parrilla

Lo iba girando cada cierto tiempo, para que se cocine parejo.

Mientras tanto, preparamos un guacamole para acompañar, con cilantro, cebolla y bien picante, como debe ser 😀

Guacamole

La carne se iba dorando y quedaba espectacular.

Tacos al pastor

Finalmente, llegó el momento de probarlos.

Tacos al pastor

Realmente estuvieron muy buenos. Hay que confesar que dieron bastante trabajo, porque a la carne hay que estar dándola vuelta a cada rato. Además, es un poco complicado cortar la carne sin sacar la espada del fuego; entonces hay que sacarla, cortarla y luego volver a ponerla. Eso es un poco molesto.

Otros puntos a mejorar para la próxima serían que las lonjas de carne conviene hacerlas más finas (las pusimos medio gruesas) y tampoco quedó tan bueno estar agregándole tanto achiote todo el tiempo mientras se cocinaba. Yo creo que un poco sí, pero por momentos le puse demasiado y hubiera estado bueno un poco más sequito. También las tortillas quedaron medio chicas, pero pudimos ponerlas de a dos.

Bueno, comenten qué les pareció y quién sabe si para la próxima organizamos una taqueada con los lectores del blog! 😀

Suscríbete al blog por correo electrónico

Si te gustó este post, ingresá tu email para recibir todas las novedades en tu Inbox

Sé el primero en comentar

Dejá tu comentario: