Multa en Estados Unidos

Policia

En el último viaje que hice a Texas, ibamos camino de Austin a San Antonio, cuando me paró la policía en la ruta, por exceso de velocidad.

Allí la policía está dividida por ciudad, y no por provincia, como aquí. Así que imagino que la policía debe ser más o menos “controladora” según la ciudad por la que cruces.

En mi caso, iba circulando por New Braunfels cuando de pronto veo un auto común, color dorado, atrás mio que de repente enciende luces intermietentes, no arriba como es lo común en los autos de policía, sino que del lado de adentro. Tampoco escuché una sirena.

El policía me hizo señas para que me tire a la banquina y una vez detenido, se acercó y me explicó que me detuvo por exceso de velocidad. Me pidió mi licencia de conducir. Le entregué mi licencia de la Ciudad de Buenos Aires y me la aceptó sin ningún problema; esto nos permite saber que en Texas tampoco se requiere licencia de conducir internacional.

Me pidió algunos datos adicionales, como la ciudad, altura y peso y anotó todo eso en una PDA que llevaba consigo. Con esa información se dirigió a la patrulla. Estuvo un buen rato, seguramente corroborando si tenía multas previas y luego volvió con un papel impreso.

El papel en sí, que me hizo firmar una copia, es una citación para acudir a la corte municipal. Además, tiene un número de infracción y un link para obtener más información. Luego de entregarme esto el policía me dijo que me podía marchar.

A partir de aquí surgen varios interrogantes. ¿Debo presentarme en la corte? ¿Y si no la pago? Bueno, no es obligatorio presentarse en la corte. Es más, siendo turista, sería muy raro que alguien decida hacerlo ya que hay que concurrir en determinado día y horario. Sin embargo, no pagarla es una opción que no recomendaría para nada. Pasado el tiempo de gracia, si no te presentaste en la corte o no pagaste la multa estarás considerado en rebeldía y, si te llegan a parar otra vez y descubren que tenés una multa impaga, vas derecho a la carcel estatal hasta que pagues lo que debés, más intereses.

Desconozco si, en caso de no pagarla, podrías llegar a tener problemas para entrar nuevamente al país. Pero sinceramente es un riesgo que no vale la pena correr.

Pagar la multa significa que te declarás culpable y el caso queda cerrado. Esto ya te exime de presentarte en la corte. Para un turista es la opción más lógica.

La multa se puede pagar con tarjeta de crédito de manera online y el plazo que te dan para pagarla es bastante breve, tan solo 7 días.

Así que ya saben, por más que vean que los demás autos no respetan la velocidad máxima (es igual que acá, muy pocos lo cumplen), ¡vayan con cuidado!

1 Trackback / Pingback

  1. 7 consejos para manejar en Los Angeles | De viaje a México

Dejá tu comentario: