Cómo solicitar cambios en tu vuelo, gratis

Aeropuerto de Santiago, Chile

Aeropuerto de Santiago, Chile

Este es un pequeño “truco” que ya lo he aplicado en varias oportunidades y es muy fácil de conseguir.

Muchas veces, para ahorrarme tiempo de espera en un aeropuerto o bien, para esperar en un aeropuerto más interesante, solicito que me adelanten un vuelo.

La primera vez que me adelantaron un vuelo me lo ofrecieron directamente. Teníamos que viajar con mi esposa e hijo desde Cancún hasta México. Llegamos con suficiente tiempo al aeropuerto y nos dijeron que había un vuelo que estaba por salir antes, si queríamos tomarlo. Con esto nos ahorrábamos 2 horas en el aeropuerto de Cancún y las cambiábamos por hacer la espera en el aeropuerto de México, el cual es más interesante para esperar.

La siguiente ocasión fue viajando desde Aguascalientes, México, hasta el DF, con mi compañero José. Mi vuelo salía alrededor de las 6 de la tarde. Era el mediodía y ya no teníamos nada que hacer en Aguascalientes. Así fue que decidimos adelantarnos, fuimos al aeropuerto, preguntamos si existía la posibilidad y sin problema nos dieron pases de abordar “stand-by” para el primer vuelo que salía casi 4 horas antes. El pase de abordar stand-by es uno especial en el que te confirman en la puerta de embarque.

A las aerolíneas siempre les conviene sacar los aviones lo más llenos posibles así que, si en un vuelo más temprano hay lugar disponible, seguramente va a ser bueno para ellos adelantarte.

Lo bueno de este truco es que, a veces, uno saca un pasaje con un tiempo alto de conexión porque es más barato. Pero si luego consigue que se lo adelanten, ¡no pagás nada!

Este “trámite” lo hice muchas veces más, siempre viajando con equipaje de mano, lo cual es una gran ventaja. El último, fue hace 2 días, volviendo de México con LAN, con escala en Santiago con mi esposa. Teníamos 8 horas de espera en Santiago pero en este caso, a diferencia de los anteriores, teníamos equipaje despachado. Preguntamos en México antes de salir si nos podían adelantar el segundo vuelo y nos dijeron que si me lo adelantaban, me tenían que cobrar cambio de pasaje (U$S 100). Me recomendaron entonces pedirlo en Santiago. Así fue que, ni bien llegamos a Santiago, nos dirigimos al mostrador de conexiones donde una empleada nos atendió muy amablemente y nos tomó nuestro pedido. Nos dijo que tenían que buscar nuestro equipaje despachado y, si lo encontraban, que no había problema. Nos indicó presentarnos nuevamente en el mostrador de conexiones a cierta hora. Cuando volvimos, nos dijo que habían localizado el equipaje y que podíamos adelantar el vuelo. Resultado: zafamos 5 horas de espera en el aeropuerto de Santiago.

Una variante de este trámite se da cuando la aerolínea tiene una demora o cancelación. En este caso siempre está la oportunidad de mejorar el trayecto también. En un viaje tenía que volver de Aguascalientes, México, a Buenos Aires, vía Dallas y Miami. Era un viaje bastante denso, por la necesidad de hacer dos escalas, aún cuando hay vuelos directos de Dallas a Buenos Aires. La razón de este itinerario era, cuando no, el precio. Sin embargo, me cancelaron el vuelo Aguascalientes-Dallas, lo que dio lugar a una reprogramación. En esta oportunidad aproveché para pedir si me podían reprogramar para volver a Buenos Aires directo desde Dallas y me lo hicieron sin problemas. Como dije, esto te lo hacen gratis, en este caso por tratarse de un problema de la aerolínea. Recuerden entonces, ¡una cancelación es siempre una oportunidad para conseguir un mejor itinerario!

Sé el primero en comentar

Dejá tu comentario: