De viaje a Brasil

Foto publicada bajo licencia Creative Commons por Cami Pizarro Álvarez (http://www.flickr.com/photos/camipizarro/4825599398/)
Foto publicada bajo licencia Creative Commons por Cami Pizarro Álvarez (http://www.flickr.com/photos/camipizarro/4825599398/)

Acabo de leer un post en un blog que me dejó un poco bajoneado y con una sensación de tristeza. La nota se titula “Precios Omnibus (autobus/camión/micro) a Brasil para verano 2013“. Lo peor no es la nota en sí, que está muy bien y es muy informativa, sino lo que vemos al final, más exáctamente en la sección de comentarios.

Allí pude descubrir que de verdad existe un gran número de personas de carne y hueso que sinceramente barajan la posibilidad de hacer viajes tales como Buenos Aires – Florianópolis en un transporte terrestre!

No puedo dejar de sentir cierta empatía con estas personas, que entregarán gran parte de sus ahorros a una empresa de ómnibus, para mantenerlos encerrados en un vehículo rodante durante 26 horas o más, con pésimo servicio, horrible café y jugo de polvito, baños malolientes, música funcional y películas a todo volúmen. Sin dejar de mencionar el estado deplorable en el que descenderán del micro. Hagan respetar su dignidad. ¡Viajen en avión!

Haciendo una rápida comparación, mientras que un pasaje ida y vuelta de Buenos Aires a Florianópolis se paga alrededor de $1800, en avión, el mismo trayecto se puede llegar a conseguir desde $1945 (siempre viajando en medio de la semana suele ser más barato que en finde). Ejemplo consultado por GOL del 27/2 al 6/3.

No hay con qué darle. Son 26 horas contra 2 horas. En 2 horas ni siquiera necesitás levantarte para ir al baño. ¡Entre ida y vuelta, ganás 2 días más de vacaciones!

Sé el primero en comentar

Dejá tu comentario: