Comprar una Mac afuera ¿conviene?

iMac

iMac

Cada cierto tiempo los medios de información se quedan sin noticias y publican notas tales como “Comprar una MacBook en Estados Unidos cuesta la mitad que en Argentina”, o diversas variaciones, ya sea con iPhone, iPad, etc.

Es cierto que los impuestos que le suman a los productos importados en Argentina es tremenda pero ¿qué tal si hacemos la cuenta?

Por ejemplo, en algún momento me gustaría comprarme una iMac 21,5″ 2.8 GHz Core i5. Esta máquina cuesta hoy, en Argentina, $49.999. La misma máquina cuesta, en Apple de Estados Unidos US$1.299. Pero hagamos la cuenta de cúanto nos termina costando:

US$1.299, sumándole 7% de impuestos: US$1389,93 (en esta nota te enseño cómo tramitar la devolución de los impuestos en algunos estados de EE.UU. y en esta otra te explico las ventajas de ir de compras a Texas, en vez de a Miami).

Ese monto, sumándole los impuestos de la aduana (calculamos con la franquicia de 2 personas): US$1784,895

Ese monto, con un dólar de $15.50: $27665,87.

Si lo comparamos con los $49.999 parece que estamos haciendo negocio, no?

Pero hay que tener en cuenta que si la computadora la usarán para trabajar pueden descontar dos impuestos: IVA y Ganancias.

Entonces, $49.999, si le restan el 10,5% de IVA que tiene, les puede representar: $45247,96.

En el caso de comprarla afuera, se estarían “perdidendo” de descontar $27665,87 de ganancias lo que podría significar que el impuesto a pagar les aumente en un 35% de ese monto, es decir, les podría terminar costando, a la larga, $37348,92.

Entonces, llegado este punto, y redondeando un poco, estamos comparando una compra de $37349 contra $45248. Apenas un 20% de diferencia.

Si a esto le agregan la posibilidad de pagar en 12 cuotas sin intereses, como ofrecen muchos comercios, pesificado al momento de la compra, puede resultar más atractivo aún.

Tengamos en cuenta que estamos considerando franquicia de dos personas. Si viajan solos ciertamente no creo que convenga. Si viajan con alguien más, aunque sea con niños que tienen media franquicia, la ecuación mejora a favor de comprar afuera.

Ciertamente, sigue siendo más barato comprarla afuera, pero solo quería hacer notar que no es tan grande la diferencia como se cree a simple vista y muchas veces hay ciertas variables que no se tienen en cuenta.

Es claro que esta ventaja de descontar los impuestos solo le sirve al que trabaja por su cuenta (autónomos).

Habrá que esperar a ver qué pasa el año próximo, cuando se ponga en efecto la medida que anuncia la baja de impuestos para las computadoras importadas. ¡Esperemos que bajen aún más los precios!

Sé el primero en comentar

Dejá tu comentario: