El patético aeropuerto de la Ciudad de México

IMG_3649

En mi lista de aeropuertos más utilizados de flightdiary, el aeropuerto de Ciudad de México figura en segundo lugar como el más utilizado, luego de Ezeiza. Lamentablemente ya fueron varias las veces que tuve que sufrir la pésima organización del mismo y en el último viaje no fue la excepción.

Siempre que tengo que pasar por este aeropuerto hago todo lo posible por viajar solo con equipaje de mano, para hacer más rápido, pero a veces, ni eso ayuda, ni siempre es posible.

Los problemas de este aeropuerto, más precisamente estaré hablando de la terminal 2, la que usé más veces, son los siguientes:

  1. Papel: todavía siguen con el viejo método de llenar formularios migratorios en papel que las autoridades ya eliminaron en destinos como Argentina, Estados Unidos o Europa, entre otros. Además, tenés que guardar un talón para devolver a la salida (en la puerta de embarque) y que, si lo perdés, tenés una multa de 100 dólares.
  2. Filas interminables: las filas en migraciones pueden llegar a demorar facilmente media hora. La cantidad de empleados es realmente insuficiente y el proceso es lento.
  3. Necesidades especiales: no hay una fila organizada para personas con necesidades especiales como ser movilidad reducida, personas mayores, embarazadas o niños pequeños, como sí se puede ver que hay en aeropuertos como Ezeiza.
  4. Carritos: ¡te cobran los carritos de equipaje! No es que 10 pesos mexicanos sean caros, pero ningún visitante extranjero tiene posibilidad de llegar con el cambio justo para poder acceder a un carrito. No hay cajeros automáticos ni lugar donde cambiar dinero antes de salir de control aduanal.
  5. Sudakas: absolutamente todos los equipajes documentados provenientes de Sudamérica son expuestos a un control especial que consiste en revisión con perros en busca de drogas, en un proceso que puede llegar a durar ¡hasta una hora! Los equipajes son dispuestos sobre un sector en el exterior y los perros caminan por arriba de los equipajes olfateandolos. En este momento, el equipaje está fuera de nuestro alcance y los agentes aduanales rompen los nylon que le hayan puesto a sus equipajes. Este tipo de control es bastante rudo y gran parte de los equipajes terminan arruinados.
  6. Rayos X: finalmente, cuando consiguen su equipaje, tendrán que pasar por el escaner. Aquí es otra fila larga para hacer. También está dividida en Sudakas y resto de mundo. Tampoco importa si traen solo equipaje de mano o una pila de valijas. Deberán entregar el formulario de aduana y luego presionar el botón del semáforo para ver si tienen que hacerles una revisión extra o no. Igualmente, todo pasa por Rayos X.
  7. Conexión: si tienen que hacer conexión, al lugar del mundo o de la República Mexicana que sea, igualmente deben recoger su equipaje de la cinta, pasarlo por control aduanal, y volver a despacharlo en una cinta que está a la derecha, antes de la puerta de salida.
  8. Propineros: algo que me parece patéticamente extraño es que en todo el sector de equipajes hay maleteros que les ofrecerán ayuda con las valijas a cambio de una propina. Simplemente me parece que en este sector no debería haber personas ajenas al aeropuerto trabajando por propinas.
  9. Extraños Códigos de Barras: algo que me llamó mucho la atención en el último viaje es que, al momento de redespachar el equipaje en conexión, había un tipo que sacaba stickers de un rollo y se los pegaba a los equipajes en conexión. Me llamó la atención que parecían todos los stickers iguales y se los pegaba así sin ningún tipo de verificación a las valijas. Finalmente, luego de pegar los stickers, nos pidió una propina. ¿Propina por pegar un sticker? O sea, si es necesario el sticker para algo, ¿para qué es la propina? Nuevamente sospecho que es solo un verso para recaudar propina y nuevamente pienso que sería patéticamente grave que haya personas no empleadas por el aeropuerto en estos sectores que deberían ser estériles.
  10. Seguridad: si tienen que hacer conexión, tienen que pasar por seguridad nuevamente, aún si vuelan dentro de México. La seguridad está concesionada a una empresa privada muy poco eficiente. Como en México la mano de obra es baratísima (léase, los explotan), hay como 10 tipos por escaner, pero eso de ninguna forma hace que sea más eficiente. Algunos de estos trabajan, otros son aprendices y otros son supervisores controlando lo que hacen en una planilla. Como están tan supervisados, se ponen realmente muy pesados con la seguridad, controlando casi todo y tratando de sumar puntos ante el supervisor que los observa. Por suerte no hay que sacarse los zapatos, pero sí hay que sacar absolutamente todos los aparatos electrónicos como computadoras, ipads, teléfonos, cámaras, baterías, etc. y ponerlas en las charolas.

Entiendo que todos los aeropuertos tienen “horas pico” pero en este aeropuerto los problemas ya me parece demasiados y sería bueno que alguien pudiera mejorar mejor la organización.

  1. Me parece ignorante y ofensivo su comentario, calificando peyorativamente la personalidad de todo un país. No sé de dónde venga, pero la seguridad en todos los aeropuertos es igual de lenta y meticulosa.
    En cuanto a las propinas, si le pesa no ofrezca nada, seguramente a usted le harán más falta que a esa gente que despectivamente usted comenta, es explotada.
    Yo he viajado por países que verdaderamente tienen aeropuertos caóticos y no los menosprecio, solo espero que cada vez haya mejor servicio y desarrollo en todo el mundo. Que es por lo que se trabaja.

  2. El gran problema de los vuelos que llegan entre las 4 Am y las 7AM es que los pasajeros al pasar migracion tienen que esperar por lo menos una hora.
    Solo hay 3 agentes de migracion para a teder a extranjeros y otros 3 para atender mexicanos. Notese que en la T2 llegan vuelos grandes como lo son el vuelo de Ezeiza, Santiago, Sao Paulo, Lima, Bogota, Nueva York, Los Angeles, San Francisco, Londres, Paris y Madrid etc… asi es que agilizar la migracion es un tema pendiente por parte del aeropuerto.

  3. Y ¿de dónde saca usted que los mexicanos somos sumisos? No sé de dónde sea, y la verdad es que ni me interesa, pero en mi país nos gusta tratar bien al turista y que ello no se confunda con sumisión. Si las personas de las que habla, tienen que hacer al pie de la letra lo que el supervisor les índica, déjeme decirle que en ningún lugar del mundo he visto empleados altaneros dándoselas de muy arrogantes.

    • Te voy a comentar, Chester, que ser sumiso implica no tener iniciativa propia, y esa es la impresión que dejan los empleados mexicanos. Ninguno toma la iniciativa de mejorar o de ayudar al pasajero. Si su supervisor no se lo dice, no hacen nada que implique salirse del reglamento. No voy a discutir quién es mejor o peor ya que, como argentinos, estamos llenos de defectos, pero cuando llego a mi país, siempre hay un empleado atento a las necesidades especiales que alguna persona de edad avanzada, embarazada o padres con niños pequeños puedan tener, y siempre le ayudan o facilitan el trámite, sin que nadie se lo pida.

Dejá tu comentario: