De Buenos Aires a Frankfurt | Alemania #1

Vamos con una crónica un poco atrasada, pero tomé la decisión de ponerme al día con los posts de mis viajes y decidí empezar con el viaje que hicimos en noviembre del años pasado a Alemania, con mi esposa.

El viaje se dio gracias a una buenísima oferta (o error tarifario) que salió en Promocions Aéreas. La oferta era saliendo de Porto Alegre (POA), con escalas en Sao Paulo (GRU) y Roma (FCO). Para llegar a Porto Alegre canjeamos puntos del banco por un pasaje de Aerolíneas Argentinas. En total, los vuelos terminaron costando unos $4.400 en mayo 2015 y viajamos por cuatro aerolíneas: Aerolíneas Argentinas, TAM, Alitalia y Gol.

Embraer de Austral para el vuelo a Porto Alegre.
El Embraer de Austral para el tramo EZE-POA

El viaje empezó desde Ezeiza un jueves a la tarde. Llegamos con tiempo y pudimos acceder al salón de American Express, el cual estaba muy tranquilo. El vuelo, operado por Austral en un Embraer 190, salió puntual a las 17:23 y llegó a Porto Alegre a la noche. Lamentablemente sufrimos muchas turbulencias y no fue posible hacer el servicio para la tripulación.

Esperando el bondi (autobus) en el aeropuerto de Porto Alegre.
Esperando el bondi (autobus) en el aeropuerto de Porto Alegre.

Habíamos reservado el hotel Intercity para pasar esa noche allí, por lo que nos tomamos un colectivo desde el aeropuerto que nos dejó en la esquina del hotel. El hotel había sido reservado íntegramente con millas de United que tenía por ahí sin darles uso. Esa noche salimos a cenar a la excelente churrasquería NB Steak.

Probando un corte de picanha en la excelente churrasquería NB Steak.
Probando un corte de picanha en la excelente churrasquería NB Steak.

Al día siguiente nos levantamos temprano, aproveché para nadar un poco en la pileta del hotel, y nos fuimos a desayunar. El buffette del desayuno de este hotel realmente estaba muy bueno. Seguidamente, pedimos un taxi para ir al aeropuerto.

Hotel Intercity Plaza Navona Porto Alegre
La terraza del hotel Intercity Plaza Navona de Porto Alegre.

Nuestra reserva de POA a FRA había sido hecha por Decolar. El tramo de POA a GRU era con TAM y el resto con Alitalia. Habíamos podido hacer el checkin online con TAM, pero no pudimos hacerlo con Alitalia, por lo que no conseguimos elegir asientos. Preguntamos en TAM si nos podían dar los pases de abordar para los siguientes tramos, pero nos dijeron que teníamos que hacer el checkin en Sao Paulo. El aeropuerto de Porto Alegre, es chico y había mucha gente, pero el vuelo salió a horario. El servicio a bordeo de TAM fue muy sencillo; unas papitas y una bebida.

Despegando de Porto Alegre
Despegando de Porto Alegre

Ya en Sao Paulo, tuvimos que cambiar de terminal. La terminal a la que llegamos era medio fea pero la terminal internacional, desde la que salía Alitalia realmente estaba reluciente y muy moderna. El vuelo de Alitalia salió también a tiempo, a las 17:30 de la tarde.

Haciendo el check-in para Roma, en Sao Paulo.
Haciendo el check-in para Roma, en Sao Paulo.

IMG_3851

El vuelo por Alitalia fue muy tranquilo y se pasó bastante rápido. Al salir a la tarde, no estábamos muy cansados y tuvimos tiempo de relajarnos un poco antes de dormirnos.

Llegamos a Roma a las 7:20, hora local. Teníamos una hora y media para cambiar de vuelo, por lo que estábamos bastante preocupados por llegar a nuestro siguiente vuelo. Bajamos por escalera y nos transportaron en un micro que dio varias vueltas por el aeropuerto de Fiumicino, que parecía estar en remodelación. Dimos tantas vueltas que ya ni recuerdo bien todos los pasos que pasamos, pero creo que fuimos primero por seguridad, luego por migraciones, luego por una fila que era específica para conexiones y luego tomamos otro micro (no recuerdo bien en qué orden fue cada cosa). La cuestión fue que llegamos a nuestro siguiente vuelo sin problema.

En la fila para abordar el vuelo a Frankfurt nos enteramos de los atentados que habían ocurrido en Paris en la noche.

El vuelo de Roma a Frankfurt fue corto y sin problemas. Llegamos a Frankfurt y no tuvimos que hacer migraciones otra vez porque ya lo habíamos hecho en Roma. Así fue que nos tomamos primero un micro interno del aeropuerto hasta la estación de tren y de ahí, el tren hasta el centro (Frankfurt Hauptbanhoff), un trayecto de unos 15 minutos.

Estación central de Frankfurt.
Estación central de Frankfurt.

Nuestro hotel, Mercure Kaiserhof, estaba a una cuadra y media de la estación, en una ubicación muy cómoda.

Hotel Mercure Kaiserhof.
Hotel Mercure Kaiserhof.

Así termina la primera parte del viaje a Alemania. El siguiente post tratará sobre Frankfurt y luego habrá otro dedicado a Berlín y tal vez uno más breve con una crónica del regreso. Y no olviden suscribirse, para recibir las notificaciones de los nuevos posts!

Suscríbete al blog por correo electrónico

Si te gustó este post, ingresá tu email para recibir todas las novedades en tu Inbox

1 Trackback / Pingback

  1. Frankfurt, la ciudad del Euro | Alemania #2 | De viaje a México

Dejá tu comentario: