Los 10 imperdibles de Ciudad de México

Patinando sobre hielo en el zócalo de México

Visité la Ciudad de México por primera vez en Enero de 2008. En ese viaje me quedé 4 días y aproveché para conocer a fondo. Caminé como nunca y aproveché mucho el metro para moverme. Luego volví otras veces, algunas visitas de un día, durante escalas largas en el aeropuerto, y otras estadías de algunos días, solo, con mi esposa, con un hijo y con dos hijos.

En esos viajes aprendí mucho a moverme por la ciudad, a saborear sus ricas comidas y a conocer a su gente. En la siguiente lista les muestro mis recomendaciones, lo que no me perdería si fuera por primera vez a México. Espero que los disfruten.

 

1. El zócalo y el centro histórico

La catedral de la Ciudad de México

El zócalo vendría a ser la plaza principal que tiene cualquier ciudad colonial de origen hispano. En México el zócalo supo ser una plaza con hermosos jardines, pero actualmente es una simple y llana plancha de concreto con un gigantesco mástil en el centro, donde flamea la bandera nacional. En fin de año está más interesante porque arman una pista de patinaje sobre hielo enorme y otros juegos y decoran con motivos navideños. En los alrededores encontramos lo interesantes, la Catedral, el Palacio de Gobierno (recomiendo mucho visitarlo, especialmente por los murales de Diego Rivera en su interior), el templo mayor (templo azteca enterrado) y muchos edificios históricos. Recomiendo caminar por las calles Madero, 5 de Mayo, Moneda y todas las de los alrededores. Escuchen a los organilleros que, junto a los bocinazos y los arrancones, son la banda sonora del centro histórico. Descubrirán lugares con muchísima historia.

2. El Palacio de Bellas Artes, la Alameda y Av. Reforma

Museo de Bellas Artes

El Palacio de Bellas Artes es una sala de conciertos y un museo impresionante, por dentro y por fuera. En su interior, construido con estilo art-decó, encontrarán murales increíbles de artistas como Diego Rivera, José Clemente Orozco, David Alfaro Siqueiros, Rufino Tamayo, Roberto Montenegro, Manuel Rodríguez Lozano y Jorge González Camarena.

Enfrente de este palacio se encuentra La Alameda, un enorme parque que es el pulmón verde del centro histórico. Este parque existe desde la época colonial (1592), lo cual puede percibirse en sus añosos árboles.

Cerca de la Alameda, vale la pena hacerse un desvío de un par de cuadras para visitar el impresionante monumento a la Revolución.

Desde aquí también están en un buen punto para empezar una caminata a lo largo de la famosa Avenida Reforma. Si les gusta caminar, pueden recorrerla hasta el monumento del Ángel de la Independencia, muy famoso y fotografiado. También pueden alquilar una bicicleta, pero ¡con cuidado!

3. San Ángel

san ángel

Es uno de los barrios de la alta sociedad mexicana. Casonas estilo colonial inmensas, decoradas muy bonitas y coloridas. Visiten la Plaza San Jacinto, que vendría a ser el “centro” de este hermoso barrio. En esta plaza, si vienen en fin de semana, podrán ver a todos los vendedores de cuadros que ofrecen sus obras. Yo he comprado pinturas muy lindas aquí para mi casa y te las dan envueltas en un tubo para que las puedas llevar sin problemas. También venden pinturas en la Plaza Del Carmen. A muy pocos metros de ahí, conozcan el Mercado de San Angel donde pueden comprar productos frescos y comer ahí. Piérdanse por las callecitas del barrio y rumbeen hacia la Av. Altavista, donde encontrarán negocios de lujo y decoración.

Casa estudio de Diego Rivera y Frida KahloEn Altavista y Diego Rivera encontrarán los famosos estudios de Diego Rivera y Frida Kahlo que no pueden dejar de visitar.

Este barrio es para dedicarle el día entero. Pueden ir a desayunar o brunchear, a almorzar, pasear, conocer los museos, tomar café y seguir paseando. En los alrededores de la Plaza San Jacinto hay restaurantes muy lindos, también por Altavista e Insurgentes.

Para llegar a San Ángel tienen dos opciones. Se puede ir con el Metrobus , por Insurgentes Sur (línea 1) y se bajan en la estación La Bombilla) o pueden ir también en el Metro y bajarse en Miguel Angel de Quevedo, aunque tienen que caminar más, igual es un lindo paseo.

Y por último, no me canso de repetirlo. Caminen y caminen por el barrio. Piérdanse y van a descubrir cosas nuevas cada vez que vayan. Yo voy siempre que puedo a este barrio porque es mágico.

4. Coyoacán

Coyoacán

Otro barrio que compite con San Ángel. Hermosas casas coloniales, hermosos colores, hermosamente ambientado. Muchos sitios culturales para conocer donde se destaca la casa de Frida Kahlo (la casa azul). El centro de este barrio es el Jardín Centenario. Ahí es ideal para almorzar en alguno de los tantos restaurantes que la rodea. Luego pueden conocer el Mercado de Coyoacán, a pocas cuadras de ahí y tomarse un café en el Café Jarocho. Luego, visiten la casa de Frida y pueden terminar el día perdiéndose en las callecitas y terminando en algún bar.

La forma de llegar que yo conozco es con el Metro, bajando en Miguel Ángel de Quevedo, y luego caminando por la calle Francisco Sosa. No es lo más corto, pero el camino es muy lindo y así pueden conocer la capilla José del Altillo y la capilla de Santa Catarina. Para un break, anoten: Café Ruta de la Seda.

Otra forma de llegar, que no he probado, puede ser en algún bus o taxi.

5. Polanco

Museo Soumaya
Museo Soumaya

Un barrio muy bonito, con muchos restaurantes y tiendas para ir de compras. Recomiendo visitar los alrededores del Parque Lincoln y la Avenida Pdte. Masaryk. Por aquí, hay buenas opciones para almuerzo y café. En el Parque, juegos muy lindos si van con chicos. Más tarde pueden ir paseando hasta el Museo Soumaya y visitar el centro Carso (de Carlos Slim) o el Palacio de Hierro, entre otros centros comerciales.

6. Mercado de la Merced (o cualquier mercado)

Aquí pongo este punto porque no podés irte de México sin conocer un mercado. Puede ser este o cualquier otro. Puse este porque es uno de los más grandes, pero también pueden visitar cualquiera de los otros que hay en la zona céntrica como el de San Juan o el de San Cosme. Si van a Coyoacán o a San Ángel, pueden visitar sus respectivos mercados, que son espectaculares.

En los mercados, aparte de poder comprar frutas, verduras, carnes y demás materias primas, también se puede desayunar o almorzar y es muy barato.

También vale mucho la pena recorrer los alrededores de los mercados y ver todas las cosas raras que por allí se venden.

7. Bosque de Chapultepec

Castillo de Chapultepec
Castillo de Chapultepec

Es el paseo dominical por excelencia de los mexicanos. Un parque inmenso que de tan grande que es lo han dividido en 3 secciones, cada una más grande que la anterior. En la primera sección encontrarán el castillo de Chapultepec, con excelentes vistas de la ciudad y mucho por recorrer (vayan temprano porque se llena). También están los museos de arte moderno y de antropología. Este último nunca lo llegué a recorrer y es una deuda pendiente que tengo. En la segunda sección se destaca el Museo Papalote, para ir con niños.

8. Xochimilco

Las trajineras de Xochimilco

Viajar en trajineras por las antiquísimos canales que usaban los mexicas para trasladarse entre las chinampas es una experiencia que no se pueden perder. Puede ser un poco caótico si van en fin de semana, pero el color, la música y los vendedores le dan un ambiente sensacional.

Un consejo: pueden comprar comida para llevar en el mercado de Xochimilco y llevarla para comer en la misma trajinera. En la misma trajinera suelen venderles bebidas, así que no hace falta acarrear más peso. El precio de la trajinera se acuerda con el conductor en el momento y una buena idea, si son pocos, es compartirla con algún otro grupo de turistas, ya que el precio es por la trajinera completa y entran como 10 personas o más. Nosotros compartimos con un grupo de turistas asiáticos y nos salió la mitad.

Para llegar se puede viajar en el metro hasta la estación Tasqueña y luego se toma el tren ligero hasta la estación Xochimilco (se abonan 2 viajes distintos). El viaje desde el centro dura más o menos una hora, pero es la forma más fácil de llegar.

Una vez en el centro de Xochimilco, caminen, vayan al mercado, coman algo o compren algo para llevar y recorran un poco la zona de embarcaderos. Van a ver que hay varios embarcaderos y siempre habrá vendedores que los querrán llevar a un embarcadero. Ustedes tómense su tiempo y conozcan. No se dejen intimidar.

9. Roma y Condesa

Mercado Roma

El TizoncitoLa Roma y la Condesa, son dos colonias que están contiguas, pero que bien podrían merecer más de un día de visitas. Son zonas de mucho movimiento en cuanto a restaurantes, cafés y galerías de arte. También hay muchos mercados, de los viejos y de los nuevos. El más moderno es el Mercado Roma, que ilustra este párrafo, un lugar donde se puede probar toda clase de exquisiteces, pero un poquito caro y modernoso.

Señor TacoTambién pueden aprovechar y visitar alguno de los tantos restaurantes de tacos y platillos típicos, donde se puede comer por precios módicos con la comodidad de sentarse a una mesa y ser atendidos por un mesero.

Pueden encontrar muchos restaurantes a lo largo de la avenida Tamaulipas o Michoacán.

En las fotos, una probadita de tacos en Señor Taco y El Tizoncito.

10. Pirámides de Teotihuacán

Pirámide del Sol, Teotihuacán
Pirámide del Sol, Teotihuacán (Foto: Mario Roberto Durán Ortiz)

Las pirámides de Teotihuacán son impresionantes y merecen una visita. Son varias pirámides en lo que conforman un parque arqueológico que se puede recorrer en unas 2 horas más o menos. Está aproximadamente a 1 hora de la ciudad de México. Se puede llegar de varias formas. En tours puede ser medio denso, si no les gustan los tours, ya que el tour lo estiran durante todo el día, los llevan a otros lugares que no tienen mucho de interesante, a almorzar a un lugar que el tour decide y así se pierden todo el día. La otra opción es contratar un taxi y que los espere; se puede negociar el precio con el taxista y ronda los 1000 pesos mexicanos por todo el taxi. La otra opción es ir en colectivo. Hay que tomarse dos colectivos y así el precio termina saliendo muy barato.

Sinceramente no me acuerdo cómo había que hacer para llegar en colectivo, pero pueden preguntar a alguien con cara de simpático que con gusto les informará. Lo que recuerdo es que tenían que tomar los que van por Reforma hasta el Norte (creo que hasta Indios Verdes) y desde ahí salen unos micros especiales hacia las pirámides.

Yapa

¡Me olvidaba! El otro imperdible de la Ciudad de México es sus comidas. ¡No pueden irse de esta impresionante ciudad sin probar un taco en la calle, con mucho picante!

Dejá tu comentario: