Viaje a Mendoza y San Juan en tiempos de pandemia

El 17 de julio emprendimos viaje a la región cuyana en familia. Para hacer el viaje en auto hay que atravesar varias provincias. ¿Qué piden en cada una para ingresar? ¿Cómo están las rutas?

En principio, para llegar a Mendoza por la Ruta Nacional 7 desde CABA hay que atravesar varias provincias.

En la provincia de Buenos Aires no piden nada desde hace rato. La siguiente provincia a atravesar es Santa Fe, un pequeño trayecto en donde no piden absolutamente nada y se atraviesa sin que nos demos cuenta. En Córdoba sucede lo mismo, aunque la atravesemos por completo de Este a Oeste. En San Luis se vio algún patrullero pero no nos detuvieron tampoco. El único «trámite» es el pago de una cuota «fitosanitaria» que no incluía absolutamente ninguna revisión ni desinfección.

Recién al llegar a Mendoza la cuestión se complicó, se vieron algunos policías más, aunque a nosotros tampoco nos pararon. Nuevamente aquí se paga una cuota fitosanitaria que en este caso sí incluyó el rociamiento del vehículo con algún tipo de líquido desinfectante.

Se supone que en Mendoza no se puede ingresar con productos vegetales ni con frutas. En otras ocasiones te paraban y te revisaban. Si te encontraban algo te lo sacaban. En esta ocasión no sucedió nada de eso.

Cabe destacar que para viajar a Mendoza por turismo se solicitaba la aplicación CUIDAR y el permiso de turismo tramitado. Nosotros lo habíamos sacado pero no nos lo pidieron nunca.

Para San Juan se solicitaba lo mismo pero la verdad es que a nosotros nos quedó el permiso activo para Mendoza y no tramitamos nada especial para San Juan.

En el caso de esta provincia podemos decir que fue en la única que nos tocó un control, en este caso de Gendarmería. Pero no nos pidieron nada relacionado con lo sanitario sino lo habitual que suele ser los documentos del auto y seguro. Nosotros ingresamos por la localidad de Barreal, donde hay un puesto de Gendarmería a la altura de la Pampa del Leoncito.

Estado de las rutas

La RN 7 es autovía desde CABA hasta la localidad de Carmen de Areco. Durante el trayecto se puede ver que se encuentra en construcción algo más de autopista, presuntamente hasta Junín, pero no se puede apreciar si es una obra activa o suspendida.

Desde Carmen de Areco sigue entonces todo en formato ruta de un solo carril por mano.

Una vez que se sale de Chacabuco vuelve el formato autopista hasta Junín. Esta autopista se ve que fue inaugurada hace muy poco tiempo.

Nosotros hicimos nuestra primera parada en una estación de servicio Axion en Junín para desayunar y recargar combustible. Continuamos con cambio de chofer nuevamente en formato ruta. Terminamos de atravesar lo que nos quedaba de la provincia de Buenos Aires e ingresamos a las provincias de Santa Fe y Córdoba sin problemas. En Córdoba paramos para almorzar a la altura de General Levalle y nuevamente cambiamos de conductor.

Recién al ingresar a San Luis vuelve a convertirse en autovía de dos carriles por mano, aunque el estado del pavimento en este tramo pide algo de mantenimiento.

La autopista para por las afueras de Villa Mercedes y rodea la ciudad de San Luis, lo cual ahorra bastante tiempo. En San Luis paramos a cargar combustible pero seguí manejando yo hasta la altura de la localidad de Balde, aproximadamente.

La complicación apareció recién al ingresar a la provincia de Mendoza. En este punto la autopista de dos carriles pasa a un carril, lo cual genera un efecto embudo y una demora de aproximadamente 30 minutos o más. En el ingreso a Mendoza había algunos efectivos policiales pero pasamos, a baja velocidad, pero sin detenernos. Luego viene el sector de control fitosanitario donde solamente cobran y desinfectan el vehículo. Esto son 10 minutos más.

Después de ese punto continúa en ruta de un carril unos kilómetros y luego vuelve a convertirse en autopista, esta vez sí, hasta la ciudad de Mendoza.

El estado de la ruta es bastante bueno en todo el trayecto, a pesar del mínimo mantenimiento que necesita el tramo de San Luis. Solo acotaría que es una lástima la demora que se genera en el ingreso a Mendoza y el embudo que ocasiona el tramo entre estas dos provincias en que se pierde un carril.

El tránsito, siendo pleno comienzo de vacaciones de invierno estuvo MUY tranquilo. Pocos camiones y ninguna situación riesgosa.

El viaje a San Juan nosotros lo hicimos ingresando desde Uspallata hasta Barreal por la RN 149. Es una ruta no muy típica porque atraviesa un trecho de unos 50 o más kilómetros de ripio en muy mal estado. Es una ruta que no la volvería a hacer. Una vez en San Juan esa ruta se transforma totalmente en una nueva y reluciente cinta asfáltica sin el menor defecto.

Sé el primero en comentar

Dejá tu comentario: